Make your own free website on Tripod.com

Los Tesoros de Sabaneque

- Piratas en Cayo Cristo

Home
Naufragios y Arribos interesantes
- Tesoros del Mogote ( El Baúl )
- Piratas en el Mogote
-La Corona de la cómica
-Detector de Metales
-El Estero del Jatal
-Cayo La Vela
- Vino Añejo
- Piratas en Cayo Cristo
-El Hombre de Cayo Cristo
-El Tesoro de Rackham
-Fragata San Juan
-Tesoro del Olonés
-Cañones Tapiados
-La Cruz de Plata
-La Bóveda Pirata
-Bergantin de Juan Clara
-Tesoro de Piedra Negra
-Pepe Cuca
-La Corona Perdida
-Crucifijo de Umoa
-Las Monedas de Versagua
-Cayo Santa María
-Las Dos Anclas...
-La Guarida de Morgan
-La Flota de Plata
-Los Cofres de Granadillo
-Tesoro de la Cadena
-Ingenio Flor de Cuba
-El Dinero de los Cimarrones
-La Esmeralda del Purio
-Cueva del Gas
-Botija de Amaro
-Tesoro de la Sierra
-La Fortuna de Azpiri
-Central Atenas
-Relatos de Pepe Beltrán
TESOROS URBANOS
-Los Conquistadores en Sagua
-Sabana y Sabaneque
PIRATERIA
-Piratas (Biografías)
-Monedas (Coins)
-Siglo 19
Siglo XVIII
Ultimos piratas de Sabaneque
2da Guerra Mundial
LINKS

sun-setting.gif

LOS TESOROS DE CAYO CRISTO  

Muchas historias de piratas giran alrededor de este amado cayo  de los  sagüeros  a lo largo de los cuatro siglos de conquista y colonización española de Cuba. Si  nos guiamos por las leyendas,“tantos piratas y corsarios aquí enterraron sus tesoros en diferentes tiempos,que la ley de la probabilidad nos indica que alguno habrá encontrado el tesoro de otro cuando trataba de enterrar el suyo, si tenemos en cuenta el área relativamente pequeña del islote”. La  misma  ley enuncia un pequeño porciento para que esto no suceda, en cuyo caso tendríamos los sagüeros un paraíso repleto de cofres,lingotes y toneles a cada paso que diéramos por su superficie.

   Cada vez que tratamos de recopilar historias de tesoros con los viejos pescadores de Isabela,un alto porciento de ellos  ubican  los  entierros  en  Cayo  Cristo  y quizás la segunda y  lejana  posición la ocupe El Esquivel.Pero los relatos más lejanos provienen de la Sagua colonial cuando aún no existía Isabela de Sagua y se hablaba de que una gran colonia de  retirados  hermanos de la costa  allí se había  establecido para olvidar su  antiguo  pasado delictivo y disfrutar así de sus jugosos  ahorros productos de la piratería.

Add your content here

toneles.jpg

1- De la época de esos “retirados” nos llega la historia de una enorme fortuna compuesta por 10 ó más toneles repletos de peluconas de oro enterrados en 1567 en  Cayo  Cristo  y  que ellos mismos buscaron cuando ya vivían en Sagua en 1750 sin obtener resultados positivos.La tradición  no cuenta cómo ellos sabían de aquel lejano entierro,pero el simple hecho de haberse  preocupado  por ir a buscarlo,indica la solidez de sus datos…

Add your content here

2- Otros pequeños relatos señalan a este sitio como  punto de  entierros en  el  mismo siglo XVI.

 

3- Pero pasemos al siglo XVII donde otra vieja anécdota describe que en Cayo Cristo estuvieron por más de 48 horas,dos bergantines piratas y un galeón español del cual descargaban  toda  su fortuna a la vista de otros barcos que por allí pasaban rumbo a  Sagua  que por esa época  le llamaban “El Embarcadero”.Enterada la marina española  de tal  acontecimiento,envió al sitio a 4 grandes fragatas de guerra que cañonearon a la flota pirata cuando ya llevaban una hora alejándose del Cayo.Los tres barcos fueron hundidos pero cuando los españoles exploraron tierra con el objetivo de desenterrar el tesoro,no encontraron ni una sola pista que  les  descubriera  el  punto  de enterramiento. Los piratas, muy experimentados en limpiar huellas,habían dejado el terreno en su  perfección  natural sin la más diminuta marca o señal que sugiriera un eslabón del derrotero.De  esta  forma ha quedado para siempre,sepultado en Cayo Cristo,el secreto del galeón descargado.

 

   Hay que señalar que durante la primera mitad del actual siglo (XX), se hallaron unos cañones en el punto llamado Los Caletones ,que tenían una inscripción de 1612  y todo apunta hacia un barco pirata; de todas formas, de no serlo, estos cañones  sí indicarían la notable actividad  que   ya  existía en  este Cayo por el lejano 1616 o algo más.

4-Otra  leyenda  muy  conocida  por los más viejos de Sagua describe los espectros que muchos vacacionistas han visto durante sus noches de estancia  en el  fantástico cayo. Muchos  testigos  vivos en la actualidad coinciden en que allí salen  fantasmas de piratas en escenas  que  pudieron muy bien ser parte de la realidad cotidiana en los tiempos de sus aventuras. Esta  visión  describe  que  en una ocasión arribó a tierra un grupo de bucaneros  con una larga  fila de prisioneros que iban atados  a la espalda y sus rostros vendados,quizás fueran cautivos en un asalto o tal vez fueran otros piratas condenados al silencio de un entierro.El despiadado capitán había ordenado cavar profundos hoyos donde los enterró a todos de forma vertical dejándoles solamente la cabeza vendada sobresaliendo en la superficie y solo cuando estaba seguro que ninguno escaparía les quito la venda de sus ojos. Los  pobres diablos estaban muy asustados y miraban con horror las olas en la orilla de la playa que casi rosaban sus bocas.Terminada la satánica tarea, los piratas se retiraron.

   Triste sería describir la angustia de aquellos desgraciados cuando la marea lentamente comenzó a subir acercándose cada vez más a sus inmóviles cuerpos.Los gritos de horror han llegado como eco infernal hasta nuestros días siendo escuchados por muchos veraneantes que aquí han pasado sus temporadas.Otros han visto la siniestra hilera de cabezas enterradas a lo largo de la playa. ¿Se enterró un tesoro más en el islote sagüero?. Este  castigo ejemplarizante  para los demás miembros de la tripulación llevaba si duda algún fuerte mensaje del malvado capitán que les enviaría “la mota negra”  donde quiera que se escondiera algún desertor de su dotación…

5-

tt-cayo_cristo-.jpg

EL WEBSITE DE CAYO CRISTO ES EL SIGUIENTE:
 

real-flames.gif

Extracto del libro:
"Los Tesoros de Sabaneque"

de Pedro Suárez Tintín

tt-calavera-pirata.jpg

Copyright - Tintín Collection 1998