Make your own free website on Tripod.com

Los Tesoros de Sabaneque

-Las Dos Anclas...

Home
Naufragios y Arribos interesantes
- Tesoros del Mogote ( El Baúl )
- Piratas en el Mogote
-La Corona de la cómica
-Detector de Metales
-El Estero del Jatal
-Cayo La Vela
- Vino Añejo
- Piratas en Cayo Cristo
-El Hombre de Cayo Cristo
-El Tesoro de Rackham
-Fragata San Juan
-Tesoro del Olonés
-Cañones Tapiados
-La Cruz de Plata
-La Bóveda Pirata
-Bergantin de Juan Clara
-Tesoro de Piedra Negra
-Pepe Cuca
-La Corona Perdida
-Crucifijo de Umoa
-Las Monedas de Versagua
-Cayo Santa María
-Las Dos Anclas...
-La Guarida de Morgan
-La Flota de Plata
-Los Cofres de Granadillo
-Tesoro de la Cadena
-Ingenio Flor de Cuba
-El Dinero de los Cimarrones
-La Esmeralda del Purio
-Cueva del Gas
-Botija de Amaro
-Tesoro de la Sierra
-La Fortuna de Azpiri
-Central Atenas
-Relatos de Pepe Beltrán
TESOROS URBANOS
-Los Conquistadores en Sagua
-Sabana y Sabaneque
PIRATERIA
-Piratas (Biografías)
-Monedas (Coins)
-Siglo 19
Siglo XVIII
Ultimos piratas de Sabaneque
2da Guerra Mundial
LINKS

Add your content here

_______________________________________________________

La Leyenda del tesoro de Henry Morgan en Cayo Verde

 

   "De todas nuestras recopilaciones  el tesoro  de  Cayo Verde siempre llenó de ilusiones a los amigos buscadores de  Sagua  que me pedían  no lo  publicara (por el momento)  ya  que era el que más datos palpables traía y por tanto el que más  posibilidades de ser hallado tenía… ”Ya  pasó  el tiempo amigos y nadie lo ha encontrado”. 

    Me toca pues contarles que los piratas que enterraron este rico tesoro colocaron dos anclas de hierro  como guía o  derrotero  para   que trazando dos líneas rectas hacía el montículo más elevado del cayo se formara un triángulo o “punta  de  flecha  que señalaba el sitio exacto. Algunos vecinos de Sagua coincidían en la existencia del montículo pero con las tantas  excavaciones a través  de  los  tiempos este fue desdibujándose de la topografía del islote.En cambio las anclas nunca fueron encontradas hasta que  recientemente se me ha comunicado que el señor Santiago  Pubillones  (el mismo  que encontró  el famoso caldero  de  monedas cerca de la iglesia  del  cementerio de Remedios) había desenterrado un ancla en avanzado grado de oxidación cuando exploraba con métodos zahoríes el interior de Cayo Verde.

     De ser cierta esta afirmación convertiría a este sitio junto con el Jatal en”los dos puntos más afines o coincidentes a las leyendas por mí recopiladas”,aunque esto no afirme definitivamente que allí existe  un  real tesoro, en otros parajes de leyendas nunca se  han  encontrado las señalizaciones que la  tradición  nos cuenta (exceptuando el Tesoro del Jatal), por lo que Cayo Verde sigue siendo un  intrigante rincón  del  folklore neptúneo en la región de Sagua La Grande.

     Abundan  las  historias  sobre este pedazo de tierra muy  estratégico  justo al borde del canto del Canal de San Nicolás,ruta obligatoria  para  la flotilla de tesoros con rumbo a  España y  que según cuentan viejos marinos  poseía una vegetación más densa y un aspecto más atractivo que en la actualidad. Alrededor de Cayo Verde existen varios  naufrágios  históricos  y varias leyendas de entierros y cuarteles de piratas en diferentes épocas.El tesoro de las dos  anclas pertenece según la tradición oral más antigua al temible pirata de las aguas antillanas Henry Morgan (1635-1688) el cual mantenía su cuartel general muy cerca de allí en Cayo La Yana al nordeste de La Panchita.

Si alguna vez usted encuentra la segunda ancla, no estará  muy cerca todavía de la caja fuerte pues necesitaría aún de la otra llave que posee Santiago y  entre  ambos  contar con un pescador aficionado que hoy vive en Sagua de apellido Arcial el cual afirma  conocer  el sitio donde se elevaba el rancio montículo de Don Herry Morgan ya hoy desaparecido…

 

2anclas.jpg

tt-mapa-cayo_verde.jpg

tt-satelite-cayo_verde.jpg

tt-cayo_verde.jpg

real-flames.gif

Extracto del libro:
"Los Tesoros de Sabaneque"

de Pedro Suárez Tintín

tt-calavera-pirata.jpg

Copyright - Tintín Collection 1998